Signos del Zodiaco

La carta natal

¿Qué es y para qué sirve?

La carta natal es una herramienta de precisión para conocer el ser, el mundo y la conciencia de un individuo. En ella, y en código, está su carácter, capacidades, recursos, tendencias y talentos, la descripción de todos los temas de su vida, la gente que tiene a su alrededor, su particular modo de vincularse y, en general, las energías que lo constituyen.

Las cartas natales son llamadas, también, mapas natales o astrales y son una especie de fotografía del sistema solar visto desde la tierra para la fecha, hora y lugar del nacimiento de una persona. La carta natal de una persona es un grafico, un esquema, de las relaciones de los planetas entre sí para la hora de nacimiento, ubicados en las casas y signos.

Es una conjugación de verbos terrestres y celestes, un campo energético que utilizamos para decodificar el encuentro entre el hombre, la tierra y el cielos.

También se reconoce al mapa natal como un mandala y holograma, o sea, una figura integral donde muchos componentes están logrando un equilibrado movimiento.

La carta natal sirve para saber los cuándo, los qué, los para qué y los cómo. A travez de ésta pueden descubrirse las identificaciones conscientes y las zonas oscuras, o en sombra, de la persona; esas energías que permanecen ovilladas, ocultas, desconocidas e inconcientes, pero que le son propias porque, aunque no las reconozca, allí están en su mandala.

La carta natal siempre describe mucho más de lo que una persona puede abarcar consciente y vivencialmente. Nadie usa la totalidad de su potencial energético, y esto es lo que genera una división en la conciencia y un involuntario reparto de lo que le pertenece, ya que lo que no se activa voluntariamente, se queda en el inconsciente y se proyecta en el afuera, en personas, hechos, situaciones y circunstancias.

Mediante la carta natal se obtiene muy rica información sobre cómo es la persona en rasgos amplios y también detallados, sobre psique, conducta, emociones, sentimientos, y la filosofía de vida que tiende a elegir para crecer en su vida.

Una misma carta puede ser estudiada en las diferentes edades y etapas de una persona para observar los ciclos personales y genéricos, los transitos de los planetas en el cielo, y el significado y comprensión que va teniendo la persona a lo largo de su vida. Y es a partir del significado que da a sus experiencias, que va creando su vida, desde su propia óptica, abriéndose o cerrándose a lo que su destino le va presentando.

Ademas de a las personas, las cartas natales también se pueden hacer para los Países o naciones.

Partes que componen una carta natal

Básicamente, los componentes de una carta natal son: el zodíaco en blanco con sus 12 casas, los 12 signos, las luminarias (el sol y la luna) y los planetas, con sus aspectos. También forman parte de la carta: los Nodos de la Luna, el Parte de la Fortuna y el planetoide Quirón.

Existen otros componentes como las estrellas fijas, los planetas trans-neptunianos, los demás partes arábigos, el vértex, la Luna Negra y determinados asteroides.

¿Qué se necesita para hacer una carta natal?

Hoy en día mediante el acceso a los programas de Astrología en Internet se pueden calcular y obtener las cartas natales y sus derivados, de una manera sencilla y rápida.

Para dibujar la carta natal a mano se utiliza una hoja de zodíaco en blanco, representando el zodíaco patrón de base, donde se implantará el zodíaco en movimiento, que es la carta natal de esa persona propiamente dicha, con todos los componentes antes explicados.

No tiene sentido aprender a hacer la carta natal artesanalmente ya que los programas facilitan mucho las cosas pero si alguien de todas formas esta interesado en aprender deberá proveerse de algunos materiales especiales y prepararse para hacer un viaje en el túnel de los números y de las cuentas.

Para el calculo manual de la carta astral se necesitan: Las tablas de Efemérides Planetarias, una Tabla de Casas, un Atlas con latitudes y longitudes de ciudades y países, un listado de los meridianos patrones de cada país, un compendio con los cambios de horas en el mundo, una tablita con la diferencia de usos horarios entre los países y el punto de grado cero en Greenwich, tablas de conversión de arco a tiempo y viceversa, una calculadora cientifica, regla, lapicero, lápiz, marcadores de colores, hoja de zodiaco en blanco. Además es imprescindible conocer fecha, hora y lugar de nacimiento de la persona, país o evento que se desee estudiar.

Una vez adquiridos todos estos materiales, notarán la relatividad del tiempo, porque para levantar la carta se utilizarán varios tipos de horas: la hora oficial de nacimiento, o sea, la hora del reloj, la hora local corregida en relación con el meridiano patrón del país de nacimiento, restando o aumentando la hora de verano si existía, la hora sideral correspondiente al día de nacimiento, que se extrae de la Efemérides. Con todos estos datos y la diferencia a la hora de Greenwich, GMT o TU (tiempo Universal) que provee de la hora mundialmente utilizada para los cálculos, se alcanza la hora sideral de nacimiento. Ese dato se busca en la Tabla de Casas, para obtener la domificación (dome, casa en francés) o sistema de casas de la carta.

Sobre los espacios de las casas se sitúan los planetas, según su grado de ubicación en el signo, que se obtiene en la Efemérides Planetaria en la línea correspondiente al día, mes y año de nacimiento de la persona en cuestión, previas interpolaciones, para calcular los grados, minutos y segundos del Sol y la Luna, Mercurio y Venus que son planetas que se desplazan más rápidamente que los demás. Es conveniente anotar los grados de las casas y de los planetas en la hoja del zodíaco, para luego poder calcular los aspectos, y a continuación trazarlos en sus respectivos colores y de acuerdo a sus orbes y categorías, blandos o duros, en verde y rojo respectivamente. Generalmente, suelen agregarse los tránsitos planetarios del momento, en lápiz, por fuera del círculo, para actualizar algunos datos importantes para esa etapa de la persona para quien se está calculando la carta.

Y ya está, con algunos agregados más, como la revolución Solar, las Cartas Dracónicas, las Progresiones, los Nodos, La ubicación de Quirón, algunas estrellas fijas y asteroides, el Vértex, y el Parte de la Fortuna... Esto es solo una introducción al tema como ven hay mucho que estudiar.

Para más información:
puedes consultar nuestas fuentes bibliograficas.